InicioInicio

Falso mito Nº 2

Los plásticos se emplean en productos de bajas prestaciones

El uso de materiales plásticos está extendido a todas las industrias imaginables: envasado construcción, electricidad, electrónica, automoción, juguete, ocio, medicina, aeroespacial, energías alternativas, tejidos, almacenamiento de información, etc.

Sin los plásticos no existirían dispositivos que han revolucionado nuestra vida, ordenadores, internet, equipos médicos de diálisis, la fibra óptica, las pantallas táctiles de los teléfonos... Los productos hechos en plástico son muy variados, algunos tienen unas prestaciones muy altas, siendo productos muy técnicos que se ajustan a características y requisitos concretos y sustituyen a otros materiales.

Existen plásticos muy resistentes, frágiles, duros, blandos, rígidos, dúctiles, conductores de la electricidad, aislantes eléctricos, térmicos o acústicos. Sus ilimitadas características y usos se deben a las numerosas y adecuadas combinaciones posibles entre los distintos polímeros y aditivos añadidos. Así se pueden obtener materiales plásticos a medida para fabricar el producto deseado con propiedades óptimas.